Para poder decir que llevamos una alimentación saludable es necesario llevar una dieta correcta. Cuando se menciona la palabra dieta, de inmediato se nos viene a la mente restricción de alimentos y cosas insípidas. Sin embargo, una dieta correcta debe cumplir con los siguientes factores para llevar una adecuada alimentación:

Que sea suficiente, es decir que todos los nutrimentos, carbohidratos, proteínas, lípidos, vitaminas, minerales, al igual que  las kcal sean las necesarias para cubrir cada necesidad en cada etapa de la vida; como el adecuado crecimiento y desarrollo de niños y adolescentes, logrando que el adulto tenga una salud óptima y un peso adecuado.

Alimentacin saludable

La alimentación debe ser equilibrada, es decir, que cada nutrimento guarde las proporciones adecuadas, no se debe tener exceso ni deficiencia de cada nutriente,  y debe haber un equilibrio entre cada uno de ellos. En ocasiones, cuando se busca la pérdida de peso, erróneamente se hacen restricciones de lípidos o carbohidratos y kcal en general, llevando al organismo a una descompensación.

Una dieta correcta debe ser inocua, con esto nos referimos a que la ingesta alimenticia no debe incluir un riesgo para la salud, no debe incluir sustancias dañinas como contaminantes, patógenos, toxinas o bien tener un exceso de algún nutriente que pueda perjudicar la salud, por ejemplo, la comida chatarra que suelen tener exceso de grasa saturada y azúcares, provocando un daño a la salud y evitando una alimentación inocua.

Una alimentación saludable debe ser variada. Se dice que para que sensorialmente un platillo sea atractivo debe existir diversidad, si se lleva una alimentación donde siempre se consume pollo, o siempre un tipo de verdura, por ejemplo, brócoli, llegará un momento en que se decline de esa dieta, ya que no será atractiva y no aportará los nutrientes adecuados.

La dieta también debe ser completa, es decir, que incluya todos los macro y micro nutrientes; en nuestra alimentación se deben incluir carbohidratos, proteína, grasas, vitaminas, minerales y no olvidar hidratarse.

 alimentacion saludable

Los alimentos se pueden clasificar en grupos:

Cereales

Alimentos de origen animal y leguminosas.

Los alimentos que nos proporcionan proteína son: alimentos de origen animal, leguminosas, verduras, lácteos, semillas.

Los alimentos que proporcionan hidratos de carbono son: los cereales, lácteos, frutas y verduras.

Los alimentos que nos proporcionas grasas son: alimentos de origen animal, leguminosas, lácteos, aceites, cremas y semillas.

Verduras y frutas: Aportan principalmente agua, fibra, vitaminas (antioxidantes) y minerales.

Aceites y grasas

Las grasas son esenciales para nuestro organismo y  salud porque intervienen en la composición de las membranas celulares y de las estructuras nucleares. Aun así,  se debe tener precaución con la ingesta de grasas y aceites y llevar un consumo con moderación, debido a su elevado aporte calórico. Son mucho más saludables las grasas de origen vegetal, sobre todo el aceite de oliva virgen, por lo que deben preferirse éstas a las grasas de origen animal. Por lo tanto, debemos limitar el consumo de grasas saturadas de origen animal presentes en las carnes, embutidos, productos de pastelería y bollería y grasas lácteas.

Azúcares, dulces y bebidas azucaradas

Los azúcares de absorción rápida, como el azúcar de mesa y la miel, se caracterizan por aportar energía y aumentar la palatabilidad de los alimentos y bebidas. Son un grupo de alimentos superfluos y su consumo no es necesario. El consumo de estos azúcares debe ser moderado, ya que una ingesta elevada puede favorecer el sobrepeso y la caries dental. Por lo tanto, es recomendable que moderemos la ingesta de productos ricos en azúcares simples, aconsejando un consumo ocasional de todos los preparados azucarados.

 

Bebidas alcohólicas

El consumo de vino y cerveza puede hacerse sólo por adultos y con moderación. El consumo moderado de vino, cerveza y de otras bebidas alcohólicas fermentadas de baja graduación (sidra y cava), disminuye el riesgo cardiovascular y protege de algunas otras enfermedades. No deben sobrepasarse las 2-3 unidades (1 unidad = 1 copa de vino ó 1 botellín de cerveza) al día en varones, y algo menos (1-1,5 unidades) en mujeres. El vino y la cerveza son una fuente importante de vitaminas, minerales y antioxidantes naturales. El consumo abusivo de bebidas con contenido alcohólico puede incrementar el riesgo de otras enfermedades y de accidentes. Nunca deben tomarse durante el embarazo, la lactancia o en la infancia, o cuando se conduzca un vehículo público o privado. La cerveza sin alcohol es una buena opción en aquellas ocasiones en las que quiera limitarse completamente el consumo de alcohol.

Agua

El agua es indispensable para el mantenimiento de la vida, ya que todas las reacciones químicas de nuestro organismo tienen lugar en un medio acuoso. Además, un consumo adecuado de agua ayuda a prevenir el estreñimiento y a normalizar el tránsito intestinal. El consumo recomendado es de un litro a dos litros de agua al día. Los deportistas y las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia deben aumentar el consumo de agua.

Para llevar una alimentación saludable es importante ingerir alimentos diariamente, como son los derivados de cereales y patatas, verduras, hortalizas, frutas, leche y derivados lácteos, y aceite de oliva. Algunos alimentos, concretamente legumbres, frutos secos, pescados, huevos y carnes magras, se tomarán alternativamente varias veces a la semana. Se aconseja moderar el consumo de carnes grasas, pastelería, bollería, azúcares y bebidas refrescantes. Es importante mantener una adecuada hidratación mediante el consumo de agua, infusiones, caldos, etcétera.

Además, estas recomendaciones se complementan con el consejo de practicar diariamente ejercicio físico moderado y ajustar la ingesta de alimentos de acuerdo al nivel de actividad habitual, para mantener el peso corporal en niveles deseables. En el caso de individuos que ingieran bebidas alcohólicas, habitualmente se recomienda moderar el consumo de alcohol, fomentando el consumo de bebidas fermentadas de bajo contenido alcohólico como el vino, la cerveza, el cava o la sidra, en lugar de otras bebidas alcohólicas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) declaró que la tasa de obesidad en adultos en México ha superado la de los EU, ocupando así el primer lugar en obesidad en adultos como infantil. Gia es una empresa dedicada a mejorar la salud de los mexicanos y por eso ha creado productos alimenticios funcionales  para que a  la población se le facilite llevar a cabo una alimentación saludable, creando alimentos funcionales para la población infantil, haciendo su alimentación y nutrición más atractiva, también se cuenta con la línea de encapsulados, facilitando al individuo una alimentación saludable.