Las vitaminas son compuestos orgánicos que cumplen funciones vitales relacionadas con el metabolismo y con la fabricación de hormonas, neurotransmisores, células sanguíneas o material genético. También poseen función enzimática acelerando reacciones químicas, que sin su presencia se llevarían a cabo lentamente para tener interés biológico. No producen materia ni energía, pero intervienen en su utilización y en la síntesis y mantenimiento de tejidos.

vitaminas

 La mayoría de las vitaminas no se producen en el cuerpo, o sólo en insuficientes cantidades para satisfacer nuestras necesidades. Por lo tanto, tienen que ser obtenidas principalmente a través de los alimentos que comemos.

Las vitaminas que podemos producir son la vitamina D que se forma en la piel a partir de la exposición a los rayos solares y la vitamina K, B1, B12 y ácido fólico por la flora intestinal, pero son cantidades pequeñas para satisfacer los requerimientos. Se pueden dividir en dos grupos, las solubles en agua (hidrosolubles) y las solubles en grasa (liposolubles). Las vitaminas solubles en grasa son las A, D, E, y K que se almacenan en el cuerpo y se consumen con alimentos que contienen grasas. Las solubles en agua no se almacenan en el cuerpo, por lo que deben consumirse con mayor frecuencia. Pertenecen a este grupo la vitamina B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina), B6 (piridoxina), vitamina B12 (cobalamina), el ácido fólico, ácido pantoténico, biotina y la vitamina C (ácido ascórbico).

Una importante diferencia entre ambos grupos está dada por su destino final en el organismo. Un exceso de las hidrosolubles es rápidamente excretado por la orina: en cambio las liposolubles, que no pueden ser eliminadas en esa forma, se acumulan en tejidos y órganos.

Las vitaminas son muy sensibles a diferentes agentes físicos y químicos (calor, luz, oxidantes, reductores, humedad, ácidos, bases) por lo que pueden sufrir pérdidas durante los procesos culinarios, especialmente la C, ácido fólico y B1. Parte de las hidrosolubles pueden ser también eliminadas con el agua de lavado y de cocción. Durante la cocción puede llegar a perderse prácticamente toda la vitamina C y hasta un 40% de la tiamina, por ejemplo.

Vitaminas

Vitaminas Liposolubles

Vitamina A

Principales fuentes naturales

Productos animales:

Hígado, yema de huevo, mantequilla, leche entera, queso.

Productos vegetales en forma de carotenoides (provitamina A):

Algunas frutas (melón, melocotón), hortalizas de hoja verde, zanahorias, calabazas

Función:

Juega un papel importante en mecanismos necesarios para la vista

Fundamental para el crecimiento y el desarrollo

Necesaria para la salud de la piel, los epitelios y las mucosas

Efectos en algunas glándulas endocrinas:

Importante para la fertilidad

Fundamental para el buen funcionamiento del sistema inmunitario

Betacaroteno: provitamina A, antioxidante biológico

Síntomas físicos de deficiencia:

Retraso en el crecimiento y el desarrollo

Ceguera nocturna

Lesiones oculares y xeroftalmia

Lesiones cutáneas

Deterioro de las funciones inmunitarias

Destrucción del tejido epitelial

Grupos con riesgo de deficiencia:

Mujeres embarazadas y lactantes

Bebés y niños pequeños

Poblaciones que padecen de mala nutrición (p. ej., solo arroz, maíz y patatas como alimentos básicos)

 

Vitamina D

Principales fuentes naturales

D2 Ergocalciferol

D3 Colecalciferol

Principales fuentes naturales de vitamina D

Pescado grasoso, yema de huevo

Productos vegetales (fuente principal de D2):

Setas, hongos

Función:

Regulación del metabolismo del calcio y el fósforo

Fundamental para el desarrollo normal y mantenimiento de los huesos

Importante en la inmunidad innata porque estimula la proliferación de

inmunocitos y la producción de citoquinas

Síntomas físicos de deficiencia:

Raquitismo en niños

Osteomalacia en adultos

Grupos con riesgo de deficiencia:

Poblaciones que padecen de mala nutrición (p. ej., solo arroz, maíz y patatas como alimentos básicos)

 

Vitamina E

Principales fuentes naturales

Tocoferoles y tocotrienoles

Principales fuentes naturales de vitamina E

Leche, mantequilla, huevos

Aceites vegetales, germen de cereales, hortalizas, frutos secos

Función:

Antioxidante biológico

Protege los lípidos, las proteínas y el ADN de la oxidación y, por lo tanto, contribuye a la salud celular.

Síntomas físicos de deficiencia:

Provoca la destrucción de los glóbulos rojos

Deterioro de las funciones inmunitarias

Grupos con riesgo de deficiencia:

Recién nacidos, especialmente prematuros

Personas con incapacidad de absorber las grasas eficazmente en el intestino

 

Vitamina K

Principales fuentes naturales

K1 Filoquinona

K2 Menaquinonas

Principales fuentes:

Productos animales (K2)

Algunos productos lácteos, carne, incluido el hígado

Productos vegetales (K1)

Hortalizas de hoja verde, coliflor

Función:

Fundamental agente antihemorrágico

Ayuda a mantener la salud ósea

Síntomas físicos de deficiencia de vitamina K

Equimosis

Petequias

Hematomas

Sangrado en puntos de cirugía o punción

En bebés, defectos de nacimiento, como subdesarrollo facial, de la nariz, los huesos y los dedos

Grupos con riesgo de deficiencia:

Recién nacidos

 

Vitamina B1 Tiamina

Principales fuentes:

Vísceras, pescado, carne (cerdo)

Cereales, hortalizas de hoja, frutas, legumbres, frutos secos

Levadura de cerveza

Función:

Metabolismo energético

Fundamental para el metabolismo de hidratos de carbono, lípidos y proteínas

Necesaria para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y los músculos, lo que a su vez afecta al correcto funcionamiento del sistema cardiovascular

Grupos con riesgo de deficiencia:

Alcohólicos

 

Vitamina B2  Riboflavina

Principales fuentes naturales

Vísceras, huevos, carne, leche, queso

Cereales, hortalizas

Levadura de cerveza

Función:

Fundamental para el metabolismo de hidratos de carbono, lípidos y proteínas

Efecto general en tejidos y órganos

Estimula el crecimiento y la reproducción

Importante en los mecanismos visuales

Síntomas físicos de deficiencia:

Lesiones en las membranas cutáneas y tisulares

Síntomas oculares

Inflamación de las membranas mucosas

Grupos con riesgo de deficiencia:

Personas con alimentación inadecuada

Ancianos

Personas sometidas a dietas continuas para bajar de peso

Personas que excluyen los lácteos de su alimentación

Vitamina B3 Niacina

Principales fuentes:

Vísceras pescado, carne

Cereales, legumbres, fruta, frutos secos

Sintetizada a partir del triptófano

Función:

Necesaria para aportar energía a todas las reacciones metabólicas corporales

Necesaria para el crecimiento

Síntomas físicos de deficiencia:

Pelagra

Lesiones cutáneas

Problemas digestivos

Insomnio

Fatiga

Pérdida de apetito

Grupos con riesgo de deficiencia:

Alcohólicos crónicos

Personas cuya alimentación básica consiste en maíz o cebada

Pacientes con la enfermedad de Hartnup

Vitamina B5 Ácido pantoténico

Principales fuentes naturales

Vísceras, carne (pollo, carne de res), yema de huevo, leche, pescado

Cereales, frutos secos, hortalizas

Sintetizada por los microorganismos intestinales

Función:

Síntesis de la coenzima A y la proteína portadora de acilo

Papel crucial en el metabolismo de hidratos de carbono, proteínas y grasas

Importante para el mantenimiento y la reparación de tejidos y células

Ayuda a sanar heridas y lesiones

Síntomas físicos de deficiencia:

Náuseas

Vómitos

Dolores de cabeza

Grupos con riesgo de deficiencia:

Personas con alimentación deficiente en las demás vitaminas

 

B6 Piridoxina

Principales fuentes:

Pollo, hígado (res, cerdo), pescado

Frutos secos, maíz y cereales integrales pan, hortalizas, fruta

Función:

Necesaria para la mayoría de las reacciones biológicas

Síntomas físicos de deficiencia:

La deficiencia de vitamina B6 no suele darse aislada, sino en combinación con la carencia de otras vitaminas B

Crecimiento deficiente

Piedras en el riñón

Depresión

Fatiga general

Mareo

Problemas nerviosos

Irritabilidad

Convulsiones

Lesiones cutáneas

Grupos con riesgo de deficiencia:

Mujeres embarazadas y lactantes

Ancianos

Personas con peso insuficiente

Alcohólicos

 

B7 Biotina, vitamina H

Principales fuentes:

Vísceras, carne, yema de huevo

Hortalizas, cereales, frutos secos

Sintetizada por las bacterias intestinales

Función:

Metabolismo intermediario de hidratos de carbono, grasas y proteínas, especialmente en el metabolismo proteico de las raíces capilares y las células de las uñas

Síntomas físicos de deficiencia

La deficiencia debida a falta de ingesta en la dieta es infrecuente

Fatiga general

Náuseas

Problemas neurológicos

Calidad deficiente de cabello y piel

Grupos con riesgo de deficiencia:

Pacientes mantenidos con nutrición parenteral total

Personas que ingieren grandes cantidades de clara de huevo cruda

Pacientes con hemodiálisis

Pacientes con diabetes mellitus

Personas que reciben tratamiento anticonvulsivo a largo plazo

 

B9 ácido fólico

Principales fuentes

Hígado, productos lácteos, leche, yema de huevo

Hortalizas de hoja verde oscuro, remolacha, germen de trigo, levadura, cacahuetes

Función:

Necesaria para la producción de ácidos nucleicos y en la reproducción celular

Síntomas físicos de deficiencia:

Cansancio

Pérdida de apetito

Menos glóbulos rojos, pero más grandes (anemia megaloblástica o macrocítica)

Debilidad

Problemas neurológicos

Problemas digestivos

Grupos con riesgo de deficiencia:

Ancianos (por la menor ingesta de alimentos)

Personas con peso insuficiente

Alcohólicos

 

B12 Cianocobalamina

Principales fuentes:

Vísceras carne, huevos, pescado, productos lácteos

Función:

Necesaria en la formación de glóbulos rojos para prevenir la anemia

Factor esencial de crecimiento

Regeneración de folato

Síntomas físicos de deficiencia:

Anemia perniciosa

Fatiga general

Pérdida de apetito

Atrofia gástrica

Dolor neuromuscular

Problemas neurológicos

 

Grupos con riesgo de deficiencia:

Vegetarianos

Ancianos

 

C Vitamina Ácido ascórbico

Principales fuentes:

Leche, hígado (buey/ternera)

Frutas, hortalizas, lechuga

Función:

Varias funciones a nivel tisular y celular

Antioxidante biológico (neutralizador de radicales libres)

Estimula el sistema inmunitario del cuerpo: defensas contra infecciones e inflamaciones

Síntomas físicos de deficiencia

Escorbuto

Grupos con riesgo de deficiencia:

Fumadores)

Personas con alimentación baja en vitaminas

 

Gia, sabiendo la importancia que tienen las vitaminas en nuestro organismo, ha creado productos como capsulas de multivitamínico y un producto especial con vitamina C, así como toda la alimentación funcional adicionada con vitaminas para que el desarrollo y crecimiento de los niños sea correcto al igual que el adecuado funcionamiento del organismo en los adultos.